Porque conviene tener un novio gamer

Voy a comenzar dejando en claro que esto no es un capricho, un ajuste de cuentas, ni mucho menos una manera de auto convencerme. Los párrafos que vendrán a continuación, son producto de un análisis profundo y sentido, para que las mujeres que lo lean comprendan de una vez por todas, porque un novio Gamer es lo mejor que les puede pasar en la vida.

Empecemos rompiendo el estereotipo. Un Gamer no es la cruza entre un topo y un humano, su piel no tiene escamas y no son fotosensibles al punto de convertirse en cenizas si los toca la luz del sol. Es más, muchos de los actorcitos, músicos y deportistas que suelen secar sus glándulas salivales, son Gamer. Algunos en mayor medida – Hardcore Gamers –  y otros en menor – Casual Gamers -, pero todos son hombres de apariencia normal, saludables y en pleno uso de sus facultades mentales. Cuan atractivos sean, dependerá de tus propios gustos lectora.  Pero concentrémonos, si así lo desean, en los que figuran en el imaginario colectivo, esos con lentes, pálidos y dueños de un aura un tanto anti social que los rodea. ¿Por qué este tipo de hombre es el mejor material de novio que hay? Sencillo: Este subgénero del que hablamos, como hábil jugador que es, sabe balancear sus habilidades y desventajas, sus fortalezas y debilidades y, al tener en cuenta que no es un fuerte contendiente en la selección de superioridad genética que nuestro cuerpo realiza inconcientemente a la hora de buscar pareja, siempre se preocupará de ser de su agrado. Siempre estara pendiente de mantenerse en la mejor forma y realmente, no lo hace por el, si no que lo haría por su pareja. De esta manera, no solo hablamos de la inexisistencia de una posible panza de cerveza, si no que hablamos de entrega, sacrificio y compromiso. Pero esto solo es el comienzo.

En segundo lugar, hablemos de cultura. El hombre Gamer no tiene competencia en este punto, pero no por las razones que ustedes creen. El Gamer no solo es poseedor de una amplia cultura por ser unnerd – otro error común del imaginario colectivo -, sino que la realidad detrás de este hecho es que el Gamer posee, por naturaleza, un hambre de conocimiento superior. Los juegos no le pudren la cabeza, contrario a lo que dicen las madres. En lugar de eso, los alientan a investigar sobre cosas que no conocen, como culturas de otras partes del mundo, músicos y compositores, y artistas plásticos y gráficos variopintos. ¡Inclusive distintos idiomas! El Gamer es, como poco, bilingüe y si, es verdad que aprende esos idiomas para entender sus juegos, pero al final de cuentas, lo haga por una razón o por otra, es capaz de dominarlos. Dejando de hablar del jugador por un momento y centrándonos en los juegos,  no todos son violencia sin sentido. Hay juegos con tramas profundas y retorcidas como los mejores libros o películas, por tomar referencias de estas y el Gamer al enterarse de esto, no hará otra cosa sino investigar acerca de ellos y leer bibliografías enteras de algún autor, solo por el gusto de sumergirse en esos universos. Entonces hasta acá hablamos de un hombre que siempre estará pendiente de lucir lo mejor que pueda, solo para su pareja y poseedor de una amplia cultura y apetito de conocimiento.

Empecemos a traspasar ahora las barreras de lo conocido y aventurarnos en el lado más extravagante de estos personajes. HECHO: Todo Gamer desea internamente ser un científico loco. Pero esperen, antes de que lo asocien con algo negativo, esta puede llegar a ser una de las mejores cualidades. Estamos hablando de alguien que le encanta experimentar, aprender y crear sobre todas las cosas. Sin embargo, como no disponen de un laboratorio – aunque si en realidad lo tienen, sería otro punto a favor – van a llevar toda su locura y proactividad a la cocina y descargar su creatividad en las artes culinarias. Así es señoritas, el Gamer cocina. Quizá sea el creador de un nuevo platillo gourmet  o quizá tan solo haya inventado una nueva mezcla para waffles, el punto es que sea lo que sea, es un hombre que va a ocuparse de deleitarla siempre con sabores nuevos. No obstante, recomiendo tener un matafuegos a mano. Solo por las dudas.

Voy a adentrarme ahora en un terreno un tanto incomodo, quizá no para usted lectora, pero si para quien escribe. Lamentablemente en este mundo hay personas que solo juzgan por lo material y superficial. Peor aún, los hombres solemos tener un cromosoma que falla al producir las hormonas que regulan y sintetizan los avances de estas mujeres y tarde o temprano, caemos rendidos a sus encantos. Con el afán de dejar tranquilas a éste subespecie femenina, es que escribo las siguientes líneas. El Gamer es, fue o será un universitario, un profesional, alguien con un titulo en variadas especializaciones, que tendrá un trabajo a la altura. Es más, llegado el caso que el Gamer en cuestión tenga la suerte de trabajar en el medio, déjenme darle algunos números.

Solo el año pasado, la compañía Nintendo vendió para su consola Wii, entre juegos, consolas y periféricos un total de 91.7 millones de unidades. Hagamos un mal promedio, estandarizando los precios de todo a cien dólares. Recuerden que es un mal cálculo, redondeado para abajo. Agreguen a este cálculo otras dos compañías – la competencia – que son aún más caras. Antes de ser criticado, quiero avisar, por tercera vez que esta proporción esta mal hecha a conciencia. ¿Por qué? Porque inclusive así de imprecisa, nos esta dando un mínimo de… estem…billones de dólares. ¿Suficiente chicasAhora el argumento decisivo. Cierren los ojos (luego de leer el párrafo, por supuesto) y visualicen lo siguiente: Desde los 8 bits, con el juego que todos nos iniciamos, pasamos castillo, tras castillo, tras castillo intentado rescatar  una princesa que nunca estaba en el lugar que nos mandaban a buscarla. Hemos derrotado a incontables dragones, aliens y demonios interdimensionales, solo con el afán de salvar a nuestra virtual amada. A lo largo de la vida del Gamer, han sido dedicadas horas de concentración, noches enteras, se han saltado comidas, se ha dejado de ir al baño o de dormir con tal de lograr los objetivos de los juegos que, en un 90% de los casos, son rescatar a la amada del personaje. Habiendo visualizado esto, mi pregunta es ¿algún otro hombre les dedico semejante atención en su vida? Por que les aseguro que el Gamer esta dispuesto a hacerlo.

Pero en fin, haciendo un resumen y concentrándonos en lo que verdaderamente importa, acabamos de hablar de un hombre culto, entero, dedicado, preocupado, esmerado en ser el mejor en lo suyo. Para este hombre, generalmente discriminado por el sexo femenino, lo mejor que le puede pasar es poder conocer a una de ustedes, para que pasen a ser su mayor dedicación, su meta, la princesa a quien rescatar al final de cada día, la persona con quien destrabar todos los logros y niveles secretos que tenga esta vida. Yo puedo asegurarles que un novio Gamer es lo mejor que puede pasarles en la vida, lo único que resta ahora es que se creen un nuevo usuario y se animen a buscar al príncipe dentro del cartucho.

 

This entry was posted in Cuentos y Articulos. Bookmark the permalink.